Para los jóvenes Sneakerheads, los que estamos hace algunos años, el 2017 fué sin dudas, uno de los años más ricos, ya sea por la expansión que tuvo nuestra cultura, como por los lanzamientos increíbles de zapatillas.
Podemos estar o no de acuerdo con las maneras en que se realizaron, pero el esfuerzo de las marcas para ponernos a la altura de nuestros países vecinos es notable, y esta tendencia tomo fuerza ahora, pero viene creciendo desde el Air Max Day del 2016.
Y como dije anteriormente, este esfuerzo se vió de parte de las marcas, y se vió desde el lado de los fanáticos, porque supimos ver lo privilegiados que somos y en respuesta adoptamos la modalidad de los países de afuera, ACAMPAR (Musica de suspenso).

Como es propio del blog  les traemos un poco de historia extranjera, para entender de qué estamos hablando, y luego la reseña del panorama nacional.

La historia del primer acampe por un par de zapatillas en el mundo, por más que di vuelta internet, no la encontré, pero hay mucho para decir aún y porqué no empezar por el lanzamiento de las Nike Dunk SB x STAPLE.

Este lanzamiento que data de Febrero del 2005, será recordado por siempre por la repercusión que tuvo no solo en nuestro mundillo de aficionados, sino que “New York Post” puso como portada del diario este incidente. ¿Tanto quilombo por unas zapatillas? (Es mas fuerte que yo, no puedo dejar de leerles la mente) No fueron “unas”, fueron “LAS” zapatillas. Fue el lanzamiento que le dió un impulso enorme a este calzado de skate.
Todo ocurrió en la “Boutique” de Jeff Staple, llamada “Reed Space”. Se habían producido 150 pares de Nike Dunk SB (según que fuente pueden haber sido solo 20) en el colorway Gris Medio/ Blanco, Gris Oscuro y Naranja que tenia la particularidad de tener una paloma, la cual es el ave característica de New York. La fila era increíble y se iba haciendo más grande, al punto que había más gente que zapatillas y para el momento del lanzamiento, la policía tuvo que ayudar a la gente que había obtenido su par a salir del lugar de la misma forma que entró, en una sola pieza.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ok, no te pareció la gran cosa, tengo otra historia (habiendo pasado navidad, parezco el abuelo que le lee cuentos a los nietos, solo que todo esto es verídico). Sigamos.

Jordan parece que tiene una tradición de lanzar o re-lanzar modelos de JXI en el mes de Diciembre. Esta tradición empieza con el lanzamiento de las Jordan XI “Space Jam” (Si, las que usa Michael Jordan en la película con Bugs Bunny, no el reggetonero, sino el dibujo animado)
La reconocida tienda “Foot Locker” (lo que para nosotros hoy es Grid o Moov by Dexter) era una de las cadenas encargadas del lanzamiento, así fué como se formó una fila de gente acampando de forma muy pasiva, hasta que no tan pasivamente las cosas fueron tomando temperatura, haciendo que en el local ubicado en el Down South se desatara la ira de nuestros ya no tan pasivos campantes,  lo que terminó con la reja en el suelo y los que hace oraciones atrás eran campantes, terminen siendo unos vándalos.
Pero… todo lo que me contaste es muy violento, no son la clase de cuentos que los abuelos le narran a los nietos en navidad… Quizás tengan razón, detengamos el tiempo, nos quedamos en el 2009, mismo par de zapatillas, pero otra historia.
En Nueva York, la tienda “Extra Butter”, tuvo una idea increíble, en una pantalla proyectaron la película Space Jam y anunciaron que seria gratuito para todos los que quisieran asistir. Ok, genial, ¿que tiene que ver? Bueno, todo pasa por algo, y los pocos que asistieron a esta función se llevaron una reserva de la zapatilla, cosa que, el día del lanzamiento, solamente presentando el tíquet de reserva, entraban y se llevaban las zapas. A pesar de que era un lanzamiento super limitado, los encargados de la tienda decidieron hacer esto para incentivar a la gente a recordar porqué este par era tan importante. Destaco que los pocos afortunados que se llevaron su par sin hacer fila, evitaron tener que acampar durante mas de 24 horas, ya que había gente esperando desde entonces. Bueno, te traje engañado hasta acá, porque la gente que no tenia reserva se empezó a desesperar, y antes del lanzamiento, los primeros en la fila usaron sus reposeras como espadas, y empezaron a pelear, a pesar de esto, se calmaron (o los calmaron porque sino todos iban a parar a la comisaría) y pudieron terminar el acampe en paz. (Ponele)

63611742997-air-jordan-11-retro-space-jam-2009-release-black-varsity-royal-white-011085_1

La historia en Argentina es bien distinta, a pesar que en los últimos tiempos nuestra sociedad estuvo revuelta, en nuestra atmósfera es un ambiente tranquilo y organizado, donde por sobretodo prima la solidaridad y el compañerismo.

Este año tuvimos varios lanzamientos importantes que a muchos de nosotros nos hizo llevar la reposera y acampar por 24 horas.
Empezamos con las Air Max Master, seguido por las Air Max 1 Atmos. Luego por un rumor se hizo uno reducido por las Air Max 97 Silver Bullet y las Gold, terminando el año, con el Air Force Day se hicieron dos acampes. Para algunos el primero frustrado por las Air Force 1 Just Don, y otro (no tan masivo como las ATMOS) para las Travis Scott.
Las Just Don no tuvieron tanta repercusión, pero las Rocafella, el tercer par de la colección AF100, directamente nadie acampó, es más, debe haber stock todavía.

Tenemos el panorama internacional, tenemos los pares por los cuales acampamos, ahora te traemos  dos testimonios para que los que quieren acampar y no se animan, vean que más allá de conseguir ese par tan codiciado, la experiencia es impagable.

Air Max 1 ATMOS Cali Pellerano

Habían hecho un challenge por cada lanzamiento, en el de las ATMOS en el desafío era colorear una Air Max 1  y los 10 diseños elegidos ganarían la oportunidad de comprar el par en el talle que quieran sin hacer la fila, es decir, ganarían una reserva.
Habré mandado unos 20 o 25 diseños, algunos buenos , otros no tanto, pero todavía tenía esperanzas de ser seleccionado.
Llegó el día, eran las 8 de la noche y mientras estaba en mi casa y esperaba a que mis amigos lleguen del trabajo para ir a hacer la fila y ver si podíamos conseguir un par para cada uno, sucedió. Me llegó un mensaje por Instagram  del organizador del challenge

“Tu foto quedó seleccionada”

Salté, grité, me emocioné, agradecí a toda deidad conocida. Una vez que me pude calmar, el mensaje tenía un link que me pedía datos como qué talle quería reservar y datos personales para la reserva.
Entonces a la media hora llegaron los chicos, les conté e hicimos el mismo escándalo pero juntos, yo todavía no caía.
Comimos algo muy rápidamente, agarramos camperas; reposeras y salimos!
Llegamos a las 10 de la noche mas o menos,  la cola ya llegaba a la vuelta del local de Nike Soho.

Algunos de los presentes ya sabían que había ganado la reserva, me miraron desconcertados y preguntaron “Que haces aca? Ya tenes tu par, ¡Andá a dormir!”.
Pero bueno uno va a bancar a los amigos, a conocer gente copada y a traerse el par de zapas. Pero lo importante es apoyar a los amigos.
Nos ubicamos en la fila, conocimos a mucha gente nueva que eran pares nuestros, nos re encontramos con otros, sacamos algunas fotos, escuchamos música, dormimos incómodos, pero la pasamos genial.
De a poco se fueron haciendo las 10 de la mañana, hasta que el local abrió sus puertas. Y asi comenzó a entrar gente en grupos de 5. Diez personas antes que mi grupo de amigos, dijeron que se terminaron los pares, y que pase a buscar mi reserva.
Nunca tuve intenciones de venderlas,  entonces pedi llevármelas puestas, para que pierdan la condición DS (Dead Stock)
Y hasta hace poco tuve ese par, pero se lo vendi a uno de mis amigos que acompañé a la fila por un poco mas que el precio retail, ya que el lo iba a disfrutar  y cuidar mucho mas.

Air Force 1 High “Just Don” – Ramiro Benitez

Se trataba de mi primera vez acampando, el par en cuestión eran las AF1 “Just Don” el primero de los tres pares de la colección AF100 que llegaba a la Argentina.
Antes de acampar, me dieron varios consejos de qué llevar lo esencial que no podía faltar, para poder pasar una noche a la intemperie.
El lanzamiento era el viernes 22/12 y aunque ya había arreglado para encontrarme con amigos allá por la tarde del jueves, empezó a correr el rumor de que habían muchas personas en la fila entonces agarré todas mis cosas (nada de lo esencial que yo tenia planeado)  y me fui directo al local de Nike Soho.
Al llegar me di cuenta que era el sexto en la fila… Si, casi me muero.
Con el paso de las horas me dí cuenta que este par no fue muy esperado por la gente lo cual hizo que el acampe fuera innecesario, porque terminamos siendo 15 como mucho en la fila, sabiendo que había más de 60 pares.
A pesar de esto, los primeros en la fila a penas llegué, me anotaron en una lista interna de los campantes, para que a la hora de la apertura del Soho no haya escándalos, ni nadie le robe el lugar a otra persona, porque así como los acampes tomaron fuerza este año, también el negocio de la reventa y es sabido que hay gente que trae a sus familiares o incluso paga a proxys (Gente que acampa por dinero) para poder llevarse más de un par y poder revenderlos.
Nos turnamos entre todos para ir a comprar gaseosas y comida, también para ir al baño usurpando los bares de Palermo que durante la madrugada estaban abiertos.

A pesar de que éramos pocos, y la mayoría eran conocidos, la experiencia que viví fue increíble, conocí muchas personas, comí sentado sobre la vereda y dormí al lado de extraños, que para el final del acampe terminando siendo nuevos conocidos dentro de la cultura.

Sin dudas lo repetiría.

Fotos cortesía de Santiago Shurkina

A pesar de que todos en el blog somos Sneakerhead’s y algunos no lo haríamos, no juzgamos el fanatismo de llevar una reposera para pasar 24 horas a la intemperie por un par de zapatillas.
Aunque acampar es el medio para un fin, entran en juego otras cuestiones más allá de lo material, porque se crea un ambiente sano y tranquilo, donde si no conoces a nadie y no te llevaste esa zapatilla que tanto esperaste, te volvés a tu casa con un amigo que en un futuro puede ser tu compañero incondicional de acampe.
La experiencia de compartir una noche con tus pares hablando de lo que más te gusta, debatiendo, comiendo, tomando, durmiendo incómodamente solo por ser parte de una cultura que está creciendo y que cada vez reúne más gente no tiene precio, ni de retail ni de reventa. Porque dentro de los núcleos de culturas como la nuestra, se gestan diversos eventos, y movimientos que nos reúne, nos hace conocernos, nos aprendemos a respetar y nos genera amistades invaluables.

Nuestros deseos para este año que empieza, es que todos los acampes, eventos e iniciativas que vayan surgiendo a lo largo del año, se hagan con la misma tolerancia, respeto y paz que el año que se fué, y sigamos siendo los pioneros en crear comunidades con lazos nutridos de buenos valores. 

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s