En septiembre de 1984, un Michael Jordan joven y prometedor se uniría a las filas de Nike, quien apostaría fuerte por él. Por aquellos años, Mike era una gran promesa proveniente de la UNC, elegido número 3 del Draft por los Chicago Bulls y por su parte, Nike, que a pesar de consolidarse en el mercado, necesitaba un jugador de ese calibre para dar su salto.

.

Fue difícil convencer a Jordan, ya que aseguran que él prefería adidas pero el caos de la empresa alemana en esa época hacen que no se pueda dar. Reebok era otra opción, al igual que Converse que ya tenía a casi todas las estrellas de esa década. Pero él no quería ser uno más y firma el acuerdo más importante del Marketing deportivo en la historia.

El contrato consistía en una cifra millonaria para esa época con la apuesta única de poder personalizar su propia línea de calzados. Primera vez que un deportista lo haría.

Nike podía romper este contrato si no cumplía con condiciones como: No haber ganado el premio al Novato del Año, no haber ingresado al juego de All Star y haber promediado menos de 20 puntos por temporada.

“The Goat” arrasaría con esas condiciones cumpliendo las tres en su año de debut.

Ese primer año, nacerían lo que sería un Sneaker inigualable en la historia, las AIR JORDAN I y de color rojo y negro… “El color del diablo” dijo Mike al verlas.

En 1985 saldrían a la venta por primera vez las “Air Jordan” y en tan solo un año, Nike había vendido la astronómica cifra de 100 millones de dólares.

El resto fue historia, la historia del mejor basquetbolista de todos los tiempos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s